Durante años, hemos escuchado que el «hogar inteligente» está llegando, utilizando dispositivos conectados para transformar la vida cotidiana.

Los asistentes personales, los termostatos activados de forma remota, las aplicaciones y los sistemas de iluminación y cocción, limpieza y preparación de alimentos de respuesta rápida prometen mejorar nuestra vida individual al personalizar aspectos de los entornos y la información que nos rodea.

Mientras esta personalización sucede, otra tendencia importante cambia lo que es el hogar y quién está allí. Las personas más jóvenes viven más tiempo con sus padres, o regresan a sus hogares después de estudiar. Personas de todas las edades experimentan con la vida colaborativa y comparten espacios y experiencias. Las familias cambian de forma, y ​​algunas personas en el hogar necesitan cuidados adicionales para adaptarse a la edad, enfermedad o habilidades diferentes.

Estos problemas de diferencia y cuidado desafían la idea de que los sistemas conectados son solo para uso personal. Compartimos nuestro espacio, nuestra información y nuestros dispositivos de maneras complejas, incluso cuando simplemente intentamos superar la «vida cotidiana en el hogar». ¿Cómo podrían los sistemas y productos conectados de Internet de las cosas (IoT) entrar y cambiar los espacios comunes del hogar?

NOTA: Aunque está convocatoria ya fue cerrada, se puede encontrar mayor información en el siguiente link.

Fuente: https://designchallenge.virteuproject.eu/

Puede interesarle:

Deja un comentario