«Una bicicleta es el mejor amigo de un dan茅s» presume del Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca, y los daneses parecen estar de acuerdo. Nueve de cada diez residentes poseen una bicicleta, y el dan茅s promedio monta aproximadamente 1,6 kil贸metros por d铆a. M谩s all谩 de estas impresionantes cifras, Dinamarca alberga una red de 45 鈥渁utopistas de ciclo鈥 que atraviesa la naci贸n. Estas «autopistas» extienden el atractivo del ciclismo m谩s all谩 del ejercicio y el ocio y en el 谩mbito de lo pr谩ctico, ya que el ciclismo representa un cuarto de los viajes de menos de 5 kil贸metros.

El clima relativamente suave y el terreno llano de esta naci贸n costera tambi茅n juegan con esto, pero los ciclistas en Dinamarca enfrentan un desaf铆o 煤nico en esta latitud: la oscuridad. En las profundidades del invierno, hay apenas unas 7 horas de luz diurna, lo que dificulta la posibilidad de viajar en bicicleta. Mientras que los adultos pueden buscar otros m茅todos de tr谩nsito, los ni帽os en edad escolar no tienen tantas opciones.

El municipio de Egedal, sin embargo, trat贸 de hacer que la idea de andar en bicicleta durante todo el a帽o no solo fuera factible para sus hijos, sino tambi茅n agradable. Como resultado, este suburbio de Copenhague reuni贸 a un equipo de una empresa de investigaci贸n y desarrollo llamada Lolle & Nielsen para desarrollar ideas de taller que animar铆an a los ni帽os a ir en bicicleta hacia y desde el a帽o escolar.

Junto con los ni帽os de la escuela, idearon un zool贸gico de animales masivos, de acero y acr铆licos. Estas jirafas, tigres y m谩s se organizar铆an a lo largo de un atajo de aproximadamente 2 kil贸metros y se encender铆an cuando los ni帽os pasaran en bicicleta. Con el nombre de «superZOOkelsti», que se traduce libremente en ZOOperpath, esta instalaci贸n de IoT proporcionar谩 tanto iluminaci贸n como un poco de diversi贸n a un viaje diario.

Cuando lleg贸 el momento de dar vida al ZOOperpath, Lolle & Nielsen contrat贸 a Niels Jerichau Clausen , un consultor de tecnolog铆a, para ayudar con el aspecto t茅cnico del proyecto. Niels se hab铆a encontrado con Particle antes en su carrera e inmediatamente trajo fotones de part铆culas para controlar las respuestas de los animales.

«Queremos que algo se encienda cuando le decimos que se encienda y necesitamos poder reprogramarlo sin salir al exterior porque est谩 muy lejos de donde trabajamos», dice Niels sobre por qu茅 eligi贸 el Photon para el proyecto.

Dentro de los animales, los fotones est谩n vinculados con lectores RFID que recogen las etiquetas adheridas a los cascos de los motociclistas cuando pasaban por delante. Adem谩s, estas etiquetas se pueden programar utilizando una aplicaci贸n configurada por Niels para personalizar el espect谩culo de luces que muestran los animales, lo que aumenta la emoci贸n del ZOOperpath.

Desde su lanzamiento, el ZOOperpath ha sido un 茅xito. «Estamos muy contentos con el producto final. Se ve genial y es muy f谩cil de usar «, dice Sune Sch酶ning, el Coordinador de Smart City para Egedal. 鈥淗emos experimentado, que no solo los ni帽os est谩n interesados, sino que la actividad general ha aumentado en el 谩rea, incluso fuera de los per铆odos de traslado de la escuela. Tambi茅n hemos visto al agricultor local conducir con etiquetas RFID en sus tractores «.

Con muchos m谩s kil贸metros de senderos para bicicletas que se extienden por toda Dinamarca, hay muchas m谩s oportunidades para encontrar soluciones de «ZOOper» para que los ni帽os, y la comunidad en general, salgan de un lugar a otro, incluso cuando el sol se niega a seguir el ritmo.

A medida que el mundo comienza a adoptar el ciclismo como una alternativa cada vez m谩s v谩lida a los desplazamientos en autom贸vil, la tecnolog铆a IoT tambi茅n juega un papel importante en este aumento de los viajes saludables. Desde los datos de uso compartido de bicicletas que se rastrean y analizan en China para comprender mejor los h谩bitos de transporte e informaci贸n sobre planificaci贸n urbana hasta proporcionar asistencia de navegaci贸n, iluminaci贸n y m谩s, el ciclismo y la tecnolog铆a IoT parecen estar vinculados.

Fuente: blog.particle.io

Cr茅dito de la foto: Sune Sch玫ning

Deja un comentario