Cursos y talleres en español de Internet de las Cosas (IoT)

¿Cómo el IoT ha cambiado las transacciones en línea?

Trabajo desde casa con iot

La industria 4.0 está revolucionando el mundo, y el sector financiero no se ha quedado atrás en su implementación. Conoce cómo el IoT ha cambiado las transacciones en línea, así como los retos que aún quedan por enfrentar.

Banner Código IoT

La computación de bajo costo, el cloud computing, el big data y la analítica han permitido el avance de la internet de las cosas, al propiciar que las personas puedan relacionarse con rapidez y fluidez con objetos conectados, a la Web y entre sí. Los analistas calculan que hay más de siete mil millones de dispositivos de este tipo. El promedio de adopción de estas tecnologías, características de la cuarta revolución industrial, es del 90% a escala mundial.

Los sensores instalados en los aparatos de la internet de las cosas pueden rastrear datos en tiempo real, procesarlos, compartirlos y mejorar de múltiples modos la experiencia de los clientes. Si bien el uso más común se da en los hogares, a través de electrodomésticos, este sistema se está extendiendo por todas las esferas de la sociedad, la economía y la cultura, de los transportes a la sanidad, de la educación a las finanzas.

En la banca, el terreno recorrido ha sido extenso, por ejemplo, a través de las soluciones de pago sin contacto, lo que ha posibilitado que ciudadanos del mundo entero empleen de una nueva manera sus teléfonos móviles o relojes inteligentes. Y asistentes de voz como Alexa, Cortana o Google están simplificando las transacciones en línea. Pero todavía hay un amplio espacio por conquistar, sobre todo, tras los mesos más duros del coronavirus, cuando el temor a las superficies contaminadas favoreció métodos más limpios que el dinero en efectivo.

IoT en educación

Un estudio elaborado por los técnicos de Mastercard revela un fuerte aumento de los pagos sin contacto en supermercados y farmarcias a comienzos de la pandemia, en 2020, con estadísticas que cuantifican este incremento en el doble. Además, cada vez hay más entidades que verifican la identidad de los consumidores con esta innovación. La fórmula puede ser tan simple como el envío de un selfie desde el smartphone de los interesados.

En ocasiones como esta, siempre surgen los recelos acerca de la seguridad de los procedimientos. Shinhan Card, compañía líder en tarjetas en Corea del Sur, es una de las empresas que ha optado por esta vía. Además, como agregan sus portavoces, tiene la intención de desarrollar propuestas de internet de las cosas más sofisticadas para reconocer a los abonados por sus caras. El impacto positivo de esta medida se notará incluso en el medio ambiente, puesto que se reducirá la fabricación de tarjetas de plástico.

El comportamiento de los ciudadanos dicta que la tecnología debe ser más rápida e intuitiva, más personalizada y fiable que en el presente. Con la internet de las cosas se pueden enlazar cuentas corrientes, organizaciones, infraestructuras, vehículos, gadgets diversos e individuos. Los múltiples peligros que entraña un entramado como este parece invitar a la intervención de las aseguradoras, firmas especializadas en calibrar la solvencia de sus clientes a partir de información menos precisa y actualizada que la conseguida por la internet de las cosas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Codigo IoT (@codigoiot)

Por: Josep Lluís Micó
Texto recuperado el 31 de mayo del 2022 de lavanguardia.com